SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

domingo, 31 de julio de 2011

HONOLABLE ENVIDIA COCHINA: nido sube árbol









En esta serie veraniega de tentaciones que le tiendo a JM, traigo por primera vez la cocina china, a la que no soy aficionada (principalmente, porque todavía no la he probado). En los restaurantes chinos tampoco dejan entrar perros, y a mí no sé si me gustaría entrar, pues he leído en internet que en estos países orientales los perros a veces se venden como comida...¡qué horror! (aunque hay humanos de aquí que dicen que lo que se come en esos restaurantes es gato... bueno, los humanos de Cádiz siempre están de güasa...). Este plato que véis se llama "nido sube árbol", aunque no lo entiendo, ni siquiera con toda la imaginación metafórica que le pueda copiar a JM: no veo ni nido, ni patas, ni árbol: es más bien como una masa como la de los "gusanitos" que les gusta a los críos, sobre la que vierten un masa muy hirviente de cosas variadas: gambas, verduras, pollo, ternera, setas... y que luego cada uno revuelve formando una pasta, al parecer, muy rica. Yo preferiría, en todo caso, esperar a que terminara JM y lamer el platito ya frío, eso sí, sin quitarle ojo al camarero... por si acaso. Guau.

4 comentarios:

  1. Pues tiene buena pinta, Quequi. Yo desde luego no le haría ascos. Bsss

    ResponderEliminar
  2. No te quito la razón, querida Nora, a mí también me gustaría probarlo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Ese nido tiene muy buena pinta. Yo comería un poquito, ... o todo.
    Guau... guau....Besitos,guapa.

    ResponderEliminar
  4. ¡ojalá pudiéramos compartirlo, Byron!
    Besitos.

    ResponderEliminar