SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

martes, 3 de julio de 2012

EL ÚLTIMO VIAJE


Hacía unos días que JM observaba preocupado en su parada de las 7:30 que no había rastro ni del gato que allí se encontraba siempre, ni del agua y la comida que le acompañaban. Una mañana encontró esta hoja pegada en la cristalera de la parada, y aquí la reproduzco, en homenaje a aquel gato y a la anónima persona que tanto lo quiso, y que nos da una lección de humanidad. Esa misma tarde desapareció la hoja; quizás a alguien le molestó que le recordara que era también pasajero:

                                              "ÚLTIMA PARADA

Le ha costado decidirse, pero al final este gato vaquita rojizo ha cogido el autobús, para bajarse en la última parada, que es la del Cielo Felino.
No se sabe exactamente cuántos años, quizás más de 8 o 9 llevaba este gato gaditano acampando su vida entre el mar del Campo del Sur y una parada de autobús.
Cuántas confiadas siestecitas han obligado a algún ciclista a frenar en seco, pues este gato plantaba su sueño en medio de la vía ciclista mal diseñada, incluso para un gato.
Conocía perfectamente el horario de las líneas 2 y 7, hasta tal punto que los domingos en que no había servicio se echaba al fresquito del tramo de carretera reservado al transporte público, riéndose de los humanos que esperaban un autobús que ese día nunca llegaría.
Al final se decidió a subir y en su viaje se llevará el recuerdo de las miradas cariñosas, los simpáticos saludos, solidarios cacharritos de surtido pienso y la amistosa agua fresquita que nunca le faltaron.
Parada se marchó de viejectio, como todos los gatos deberían hacer, atesorando una vida libre y llena de respeto de todos los usuarios gaditanos de esa parada tan engatunada.

                                                   ¡FELIZ VIAJE!".

2 comentarios:

  1. Hola Quequita, ay que pena me dio ese gatito que dejo un hueco en esa parada de autobús para siempre, aunque me reconforta el saber que nunca le falto comida y agua, abría que hacer un homenaje a esa persona por tener un corazón tan inmenso y generoso.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda se lo merece, querida Campoazul, y reconforta saber que existen personas así, y da ganas de imitarlas.
    Besitos.

    ResponderEliminar