SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

sábado, 7 de agosto de 2010

CAVE CANEM (Enfadada)






Me he enfadado mucho al acordarme de lo que se dice por aquí de que las calles están muy sucias por culpa de los canes. No, señor, no hay que echarle la culpa a los perros, sino a algunos de sus amos humanos. ¿Qué les cuesta llevarse una bolsita como JM, y recoger las caquitas? ¿es que hay epidemia de lumbago? ¿acaso asocian las caquitas con la famosa pastilla de jabón? ¿No quieren por un casual que lo vea el vecino recogiendo cositas de perros? Hay gente pa tó, que dijo un humano torero. Pero siempre se puede rizar el rizo del despropósito; el otro día vi un caso particularmente sangrante. Había un tipo que recogía las cositas de su perro en una bolsita; hasta ahí todo normal, pero luego... ¡no va el tío con la bolsa y la tira entre el bordillo de la acera y la rueda de un coche aparcado! ¡tío guarro, qué quieres, que dé el coche marcha atrás y le salpique los tobillos a alguna señora de...! bueno, no quiero entrar en detalles escatológicos. Y luego el tipo nos miró como si nada, el tío vaina (y no de Chéjov), vamos, un auténtico chufla gaditano... Lo peor es que saltó viento de levante, y, al volver a pasar al cabo de un rato por allí, vimos que la bolsa había terminado... dos calles más abajo. Prefiero no imaginar dónde terminó. Como dicen que el criminal siempre vuelve al lugar del crimen, espero que se le pegara a la pierna la bolsa al tío clufla ese.
P.D.: Aquí me veis con mi juguete favorito, un erizo que me trajo hace unos veranos JM de Oviedo, aunque V., la madre de JM, lo llama "demonio". Este erizo asturiano es muy resistente, y, por más que lo muerdo y remuerdo, sigue ahí incólume (menos mal que no pincha).
Y para que veáis que no todo es enfado, quiero mandar un saludito a dos seguidoras mías de vacaciones, Aurora y Olimpia, y desearos a todas un feliz descanso veraniego. Guau.

7 comentarios:

  1. Ni caso Quequi que "al que nace barrigon buena gana que lo fajen", que el que es un cochino de poco le sirve la denominacion de origen. Y que me excusen los pobres cochinos.
    Aqui en mi calle hay una familia con la que vivien cuatro perros, que mas parecen camellos. Y feos como ellos solos. Dicen los dueños que no muerden pero no se si lo preferiria y tener que dar la vuelta por la otra esquina antes que tener que dar la vuelta para entrar en mi casa porque sus "regalitos"... ni bolsa ni nada.
    Oye.. cuidado con la cara de enfado que con el tiempo deja las arrugas señaladas.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  2. Quequi, gracias, Olimpia en estos momentos duerme bajo un pino, yo estoy escribiendo. Nos leemos mutuamente y os esperamos en septiembre...

    ResponderEliminar
  3. Hola Quequi, no te enfades que no merece la pena, que cerdos sueltos siempre hubo y habrá, es una especie difícil de extinguir, y además parece que tienen chorra que nunca la pisan…Ni te cuento la de veces que acierto yo en el punto exacto…
    Ala, cambia de carita, que estamos en verano y se supone que tenemos que estar todos felices y disfrutar.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu solidaridad, amiga Maile. Espero que, con el pelito, no se me noten las arruguitas, si me salen.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno saber de ti, Aurora. Me da envidia Olimpia, pues yo nunca he estado en un campito, soy "urbanita".
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tus ánimos, mi querida Campoazul. Procuraré alegrarme, y... ten más cuidado para la próxima vez.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. No me extraña nada que estés enfadada, yo también me enfadaría si estuviera en tu lugar, hasta me enfado estando en el mío y todo, es que hay que tomar conciencia y no dejar manchada nuestra ciudad. Son unos guarros. Besos Quequi.

    ResponderEliminar