SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

miércoles, 12 de mayo de 2010

SOY UNA PERRA




Veo últimamente a mi amo enfrascado en la crítica literaria. El otro día estaba leyendo muy interesado una revista literaria (ABCD), me puse entonces sobre su regazo, y me llamó mucho la atención la reseña que estaba leyendo sobre un libro. El título ya me resultó chocante: Soy un gato. Es una novela atribuida a un escritor japonés llamado Natsume Soseki, profesor de literatura inglesa, que vivió a caballo entre los siglos XIX y XX. El narrador es el gato del propio autor, quien describe con ironía e ingenio a los humanos que le rodean, al mismo tiempo que cuenta sus propias aventuras gatunas. Al finalizar su reseña de lo que consideraba una obra maestra del humor, el crítico señalaba que le parecía increíble que no se hubieran escrito ni se escribieran más novelas desde la perspectiva de un animal doméstico. Quizás debería invitarlo a mi blog...

Dije arriba novela "atribuida" con toda la intención, pues si yo, una perra, estoy escribiendo un blog, no veo por qué, digamos, el gato del tal japonés no pudiera escribir esa novela, y luego su amo se la atribuyera. Me parece que escribir en esas lenguas orientales no debe ser muy difícil de hacer con las uñas, pues emplean signos que me parecen arañazos de gato. Dejo, pues, esta reflexión en el aire. Vi a JM muy interesado en el libro, así que si se lo compra en la feria del libro, no me separaré de su lado (si ya me separara algo), y os iré contando. Y no lo olvidéis: Soy una perra. Guau.

4 comentarios:

  1. Pues tienes razón Quequi, si un llevas un blog tu solita el gato japones bien podía mover las patitas y ponerse a ello, y si no lo hace porque se le desgastan las uñas que lo escriba como tú con un teclado, aunque bien pensado puede que no le agrada tener un "ratón" al lado...

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  2. Tela tu post de hoy, completamente de acuerdo. Los perros y los gatos, aunque realmente no sea hablar con propiedad, tenemos además nuestro carácter, nuestra personalidad, Quequi. No somos todos iguales, afortunadamente. Tú lo demuestras, por eso un libro tuyo no seria igual que el de otro perro, o el de otra perra, no sólo por el contenido, porque como autora eres diferente ;-) (no por ser perra solo, por ser Quequi)

    (Por cierto, mi ama no se pierde el artículo de Rafael Reig todos los sábados, es una de sus alegrías del fin de semana, ¿le gusta a JM o qué piensa al respecto?)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Campoazul, imagino que los gatos de hoy (pues el libro del que hablo es de 1905)que quisieran escribir un blog, lo tendrían incluso más fácil que yo, pues tienen garras afiladas y retráctiles, y se suben a cualquier parte. Pero quizás no lo hagan por el "ratón", que tirarían al suelo...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Querida Olimpia, muchas gracias por tus ánimos, y seguir mis "perrerías".
    JM compra el ABCD todos los sábados, y sé que sí lee la columna de Reig, donde antes estaba Félix Romeo, que ahora lo han puesto a trastear internet. Voy a fijarme en qué cara pone cuando lee el artículo, y ya te contaré... aunque creo que le gusto mucho una reciente en que hablaba de Borges y de Bioy y de las ironías (restaurantes sin luz), que ahora la bobería dominante convierte en realidad.
    Besitos.

    ResponderEliminar