SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

domingo, 13 de noviembre de 2011

ESPERANDO PARA COMER










Tengo dos nuevos seguidores gatunos, Óscar y Forocachorros (un nombre un poco raro para un gato, aunque no les faltan de éstos, como Marramaquiz, Micifuf, Garfiñanto, Panzudo, Garraf, Zapinarciso, Gatimarte, etc, Lope dixit). Yo no tengo problemas con los gatos, sobre todo porque son visto y no visto, y pasan de ti un kilo. En homenaje a estos nuevos amigos, traigo a esta entrada a un gato que suelo ver a menudo en el Campo del Sur, esperando debajo de un balcón, como si fuera a dar una serenata. En realidad está aguardando que algún humano salga y le tire algo de comida. Está ahí muy quieto, mirando fijamente el cierro, sin importarle el tiempo que pase. Al final, acaba recibiendo alguna salchicha u otra vianda, con la que desaparece como una exhalación. Tal vez deberíamos JM y yo aprender de este minino a tener más paciencia.

6 comentarios:

  1. Anda!!! Tienes amigos gatunos. Pues no sabes cuanto me alegro y deseo que os llevéis muy bien. Yo no me llevo muy bien con los gatos ¿sabes? creo que es porque a la jefa no le hacen mucha gracia. Dice: ¡mira qué mono!, pero yo sé que no le gustan.
    Guau ... guau ... Besitos, Quequi.

    ResponderEliminar
  2. Hola Quequi, me da mucha penita el pobre gato esperando algo de comida ¡Que triste!
    Veo que ya has conocido a mi gato Oscar, te llevarías bien con él, porque es increíble pero es muy cariñoso y además también le gusta esto de la informática como a ti.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Querida Campoazul, tienes un bonito gato; y por ser tuyo, le daré trato de amigo. Espero que,aunque le guste la informática, ¡no tenga problemas con el ratón! besitos.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Byron, sé que hay humanos más inclinados por carácter sea hacia perros, sea hacia gatos. Con tal que a tu jefa nunca le dejes de gustar tú, lo de los gatos importa poco. Éstos parecen que están por todas partes, pues a veces oigo decir: "aquí hay gato encerrado", huelo, ¡pero no descubro a ninguno! Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, pero al fin obtiene recompensa.

    ResponderEliminar