SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

jueves, 4 de febrero de 2010

HISTORIA DE Q. (II)

Continúo con mi historia: Estaba ya un poco crecidita, y decidieron llevarme a un centro canino a pelarme por primera vez. JM acompañó a su madre V. a uno que le había recomendado L. Es todavía doloroso para mí recordar este trance, sólo diré que entre en ese cuarto siniestro llena de pelo, y salí pelada, eso sí, pero con una patita trasera rota. Cuando regresaron JM y V. y me vieron andar con la pata casi tronchada, la peluquera les dijo que no sabía lo que había pasado, y que me llevaran a casa y me observaran. V., la pobre, no sabía qué hacer, pero JM, con educación pero con firmeza, le dijo que de allí no se movían, y que exigía ver al veterinario.
Yo estaba casi desmayada de dolor, pero oí decir al veterinario, que parecía sorprendido y azorado, que me iba a hacer una radiografía. Ésta reveló que mi pata estaba realmente rota, y el veterinario intentó calmar a JM. Tras discutir un rato, acordaron finalmente que me llevarían a un sitio llamado Hospital Veterinario, y que el centro costearía la operación. JM y V. me metieron en un taxi, y llegué al Hospital babeando de dolor. Allí me dejaron JM y V. muy preocupados, y yo estaba llena de angustia. No recuerdo muy bien lo que pasó después, pues me metieron en una especie de incubadora, me ataron con cuerdas y me metieron un tubo por la boca. Me quedé dormida, no sé cuánto tiempo.
Cuando me desperté, y me soltaron, comencé a correr por el pequeño consultorio. Sólo sentía unas ligeras molestias. Al poco, llegaron JM y V. muy contentos y aliviados de verme así. Escuché la expresión "tres clavos" de boca del veterinario, pero no le presté mucha atención. Estaba exultante porque había vuelto a por mí JM, al que consideraba mi salvador y protector.
Desde entonces creo que JM ha asumido inconscientemente ese papel, y me quiere especialmente. Debo decir que mi "situación legal" es un poco peculiar, pues vivo bajo una especie de "custodia compartida": mi dueño es JC, que pasó de mí, y vivo a caballo entre las casas de V. y JM. V. va a pasar casi todos los fines de semana en casa de JC, que vive en otra ciudad cercana, a estar con sus nietos. Y entonces JM me lleva a su casa, y allí estoy también en muchas otras ocasiones que él me trae, pues vive muy cerca de su madre. Bueno, ya está bien por hoy; ahí os pongo un pequeño vídeo rodado por O. , cuando yo era pequeñita. Guau.

2 comentarios:

  1. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE:
    EL BLOG DE QUEQUI


    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CABALLO, LA CONQUISTA DE AMERICA CRISOL Y EL DE CREPUSCULO.

    José
    ramón...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, José Ramón, estoy anonadada. Casi me caigo de la silla en que estaba empinada. Muchas gracias por tu poema, y bienvenido a este humilde blog perruno.

    ResponderEliminar