SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

domingo, 7 de diciembre de 2014

COMER Y SER COMIDO





Son conocidos los daños que causan las palomas en los monumentos venecianos, y no faltan las advertencias a los turistas para que no las alimenten; no deja, empero, de impresionar ver cómo una de éstas sirve de pitanza a una chillona gaviota en plena piazza di S. Marco. ¡Vivir para ver! Guau.

No hay comentarios:

Publicar un comentario