SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

sábado, 31 de diciembre de 2011

OPERACIÓN FIN DE AÑO










Diréis quizás que soy un tanto monotemática, pero anoche soñé con una crêpe de chocolate faite maison que estaría en la mesa esta nochevieja. Parece que les he dado lástima, y me quedaré en casa de V., aunque venga el pequeño C., que es alérgico a mí. Dicen que me mantengo alejado del ñiño, y es cierto que estoy lejos del chico... porque estoy pegada a la mesa. Si Noche Buena es una Sodoma gastronómica, Noche Vieja ya es la reoca, la Gomorra de las cenas (sea lo que sea lo que hicieran en esa ciudad de infausta memoria, que no se sabe), así que me voy ya relamiendo, después de mi éxito del 24, donde caté el jamoncito. Ya me han quitado la pasada, pero tengo un variado registro de gruñidos y llantos lastimeros, que le ablandarían el corazón al mismo Atila. Voy husmeando, pues, yendo de la cocina al salón, y del salón a la cocina, y así hasta que lleguen todos. ¡Jesús, qué estrés de fiestas! Guau.








¡FELIZ AÑO NUEVO, AMIGOS Y AMIGAS!

sábado, 24 de diciembre de 2011

EL ETERNO FEMENINO











He manchado el blog de carmín. No importa. Había un buen motivo. Me han llevado a la pelu, para lavarme, y la peluquera me ha puesto una pasadita. Pero esta vez no he intentado, como otras veces, quitármela con la patita. Todo el mundo está diciendo lo guapa que estoy, y están más cariñosos conmigo. Así que he maquinado aprovechar estas "armas de mujer", pensando en esta noche, claro. Noche Buena, noche de paz, noche de amor, y noche de... cena extra. Ya sabéis lo nerviosita que me pongo en estas fechas, en las que viene tanta gente a casa, y, sobre todo, que circula tanta comida rica: jamón del bueno, carne mechada, gambas... Esta noche cenamos en casa de V., quien guarda un enorme jamón de pata negra (por muy negra que sea, ¡está buenísima!), y L. hará un paté de cabracho para la ocasión. Así, que con la pasada en ristre y a dos patas me iré acercando a la mesa, ¡y a ver quién se resiste a darme algo! Hay que sacarle partido al lado femenino de una. Guau.

















FELIZ NOCHE BUENA Y NAVIDAD, QUERIDAS AMIGAS Y AMIGOS.

domingo, 18 de diciembre de 2011

¿DÓNDE ESTÁ QUEQUI?





Mi peluquera tiene en el escaparate de su tienda puestas fotos de sus "víctimas"; aquí las tenéis, queridos amigas y amigos, por si podéis encontrarme, como a Wally. A mí no me gusta mucho ir, pero al menos dos veces al mes allí me veo para que me laven, y me pongan un poco femenina como ya os mostraré otro día. A JM apenas lo he visto esta semana, pues prácticamente se ha quedado a dormir en el trabajo; así que de paseíto poco, pero este fin de semana me ha resarcido con unos paseítos al solecito de invierno, que tiene su aquel, y unos trocitos de jamón del "gueno" bajo cuerda.


Bueno, mientras me encontráis en las fotos, me echo un poco en la camita que me regalaron. Despertadme cuando me halléis. Guau.






domingo, 11 de diciembre de 2011

¡QUÉ TEMPRANO!










¡Qué temprano es , JM!, son las 7 de la mañana de domingo, y, ¡ya te despiertas!, y, ¿para qué?, para enfrascarte otra vez con tus exámenes y cuadernos. ¿A qué tanto trabajo, si te pagan menos? Déjame más tiempo bajo la manta, no me digas si quiero desayunar; hazlo tú solo, que yo estoy muy calentita aquí, y no me quiero levantar todavía. Son ahora las diez y media, y L. todavía no se ha despertado (anoche creo que estuvo estudiando: otra que tal baila), y no esperes que yo sea menos. Dices además que la semana que viene estarás mañana y tarde en el instituto, por las sesiones de evaluación; entonces, ¿cuándo piensas sacarme a dar el paseíto?, ¡qué paciencia tengo contigo!, en fin, ¡que te sea leve! Guau.

domingo, 4 de diciembre de 2011

CUMPLEAÑOS









El acontecimiento más importante de la semana, (y casi de la década) ha sido mi cumpleaños, que fue el miércoles 29. Ahí me veis en la foto, ansiosa a la espera de regalitos. Sí, ya me han caído 8 añitos, aunque nadie lo diría, verdad. Cierto es que ya algo lo voy notando: me cuesta más trabajo levantarme de la manta por la mañana, y me vuelvo más cascarrabias... pero así es la vida. Según el cómputo humano, estoy acercándome a la edad de la jubilación; a ver si cae alguna paguita...


En cuanto a los regalos, el único que se dejó caer el miércoles fue JM, quien me trajo jamón de pavo, uno de mis manjares favoritos. Soy de gustos sencillos, no quiero ni trapos, ni accesorios, ni nada por el estilo, sino algo con que tener el estómago calentito (el viernes incluso, JM me dio un poco de jamoncito), y este sábado me trajeron una camita acolchada que ya os enseñaré otro día, y en la que estoy muy calentita. Alguna ventaja, tenía que tener cumplir años, vamos digo yo... Guau.


Tengo una nueva seguidora, del blog Moda canina ¡bienvenida, amiga!