SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

sábado, 30 de abril de 2011

¡PERROS AL TREN!








Ya no tiene JM excusa para decir que no puede llevarme en el tren. Aquí le he pillado una foto que le hizo a un perrito que llevaba una familia en el tren a Salamanca. Aunque me surgen algunas preguntas: ¿pagaría billete el perrito?, ¿dónde haría sus cositas?

Sé que yo soy más grande (aunque no mucho más), y que L. dice que soy una histérica que no sabría comportarme, y que nos echarían del tren. Pienso que habla sin conocimiento de causa, pues cuando quiero soy muy formalita.

Al parecer en el tren había una máquina expendedora de bebidas, ¿pondrán a partir de ahora una expendedora de salchichitas? ¿nos pondrían un catering distinto si fuéramos en clase preferente o turista? Son detalles muy importantes, y que no deben ser descuidados en la atención a esta nueva clase de viajeros, la de los perritos. ¡A ver cuándo me estreno! Guau.

sábado, 23 de abril de 2011

CALLOS EN SALAMANCA










JM y L han estado unos días en Salamanca (que debe de ser un lugar de perdición por lo que vais a ver), y a su vuelta me he puesto a curiosear entre las fotos que ha hecho JM, no buscando ni monumentos ni estampas típicas (ya me conocéis), sino fotos de comida. Y he encontrado ésta que casi me tira de la silla. Escuchando, además, a JM hablar con V me he enterado ¡ay! de toda la historia. Un guía de la ciudad, Antonio, les recomendó a JM y L ir a un restaurante llamado Casa Roque, donde comieron, entre otras viandas, ese plato que veis en la foto, llamado callos (y que por aquí llaman menudo), y por el que habían dado al restaurante un premio.



Yo no sé si esto provocará gases, pero a mí no me importaría salir escopetada hasta el techo, con tal de probar ese carne tan tierna y fresca, y que esa salsita tan delicada y deliciosa me resbalara por la gargantita, mientras ladeo la cabeza mordisqueando esa gloria pura. Me miseram! guau.

viernes, 15 de abril de 2011

HÉROES DE ANTAÑO


Hace unos días se coló JM por casa de V. vestido de superhéroe. ¿Qué pretende? Espero que esté de broma, pues me parece que lo tiene crudo si quiere dedicarse a esos menesteres. No lo considero, en verdad, muy compatible con su vida actual. He visto, no obstante, en internet que alguno de estos superhéroes tienen, además, un trabajo durante el día: así, Spiderman es estudiante (a ver cuando termina la carrera por cierto), Dare Devil es abogado, y Iron man es empresario; el único que no parece tener ni oficio ni beneficio conocido es el superhéroe que imita JM en su vestir. Pero en este caso no le auguro mucho éxito, pues a los humanos de aquí no les gusta mucho los americanos, y quizás lo corrieran a gorrazos. Además, no entiendo muy bien cómo pueden llevar esta doble vida, trabajando de día, y luchando contra el crimen y los supervillanos de noche, ¿cuándo duermen entonces?

Lo veo especialmente difícil en el caso de JM, pues él es profesor por la mañana, y llega cansado a casa. Es verdad que suele echarse una siesta en el sofá, pero luego tiene que buscar un rato al menos para ir a casa de V., estar con nosotras, y darme un paseíto. Y los fines de semana normalmente estoy en su casa, así que no sé de dónde va a sacar el tiempo para hacer estas locuras, además si pretende que no me dé cuenta ni yo, ni L., que menuda es. Por otra parte, los supervillanos como que no abundan en Cádiz, vamos. Y aunque los hubiera, no le conozco tampoco a JM superpoderes, que yo sepa. Así que tendría que meterse en el gimnasio unos cuantos años para ponerse mínimamente a tono.

Bueno, espero que recapacite, y piense que ya a su edad lo mejor que puede hacer es sacarme más de paseo. Guau.

sábado, 9 de abril de 2011

LA ENEMIGA


Ahí se acerca, deslizándose a ras de suelo, peluda y alargada: mi enemiga. Me pongo en tensión, arrugo el hocico, y le enseño mis colmillos, lista para el ataque. Parece asustarse, y retrocede haciendo círculos. Odio esa manía suya de arrastrarse por el suelo de la casa, husmeando por todos los rincones, y turbando mi reposo. Veo que JM o L la agarran por su larga y tiesa cola intentando detenerla, pero es imposible, es temible: les arrastra detrás de ella.


Ahí se acerca de nuevo, retrocedo un poco, preparada para cogerla por sorpresa, e intentar liberar a JM. Entonces, salto y la muerdo en su sucia pelambrera hasta que toco hueso, y no la suelto. La muy canalla, sin embargo, suele escapárseme elevándose en el aire, y obligándome así a soltarla. Pero no ha sido en vano, pues tras mis ataques suele volverse a un rincón de la casa, donde se queda quieta, como muerta, hasta la próxima. Es una guerra sin cuartel, y la tengo calada desde que era pequeñita, cuando me atacó alguna vez por sorpresa. Sólo puede quedar una.Guau.


domingo, 3 de abril de 2011

MEMENTO MORI


Me ha producido una gran impresión el fallecimiento del simpático Basil, del blog Tenerife Dogs. El pobre tenía ya doce años y medio (unos 91 en términos humanos), y había sido muy querido y cuidado por sus amos, que parecen haberlo afrontado con entereza. No sé lo que sentirán los míos el día que yo falte; imagino que se pondrán muy tristes, a pesar de que yo llegué a sus vidas de un modo muy casual. JM y V quizás lo sufrán más, pues me ven a diario. V, como es mayor, teme quedarse sola si yo desaparezco y se ha preocupado mucho por mi salud cuando he estado malita, y para JM soy una pequeña y tierna parte de su vida, que creo que le costaría mucho llenar, aunque quisiera.

Hay cosas que no se pueden evitar, y el tiempo corre deprisa en mi contra. Sé que aún provocaré alegrías, y, al final dolor, pero espero que el tiempo de los humanos les permita volverse hacia mi recuerdo con afecto y agradecimiento.


Para no terminar esta entrada de una manera tan triste (pues aún soy la Quequi que gruñe y ladra), quiero ofreceros la imagen de un perro que ha sido rescatado en Japón, y que vagaba desde el maremoto sobre un trozo de tejado. La vida, al final, acaba imponiendo su ímpetu eterno.Guau.






Imagen: ABC