SEMANARIO DE HUMOR CANINO INTERMITENTE

Imagen: Thurston Hopkins

sábado, 30 de enero de 2010

UNA NUEVA SEGUIDORA




















¡Uf! estoy exhausta... No sé cuántas veces me he revolcado ya de alegría en el sofá, porque tengo una nueva seguidora, Aurora Pimentel, del blog Máster en Nubes. Es uno de los blogs favoritos de mi amo, y a mí también me cae simpática Aurora, porque tiene una perra, Olimpia, ¡que incluso me ha escrito un comentario! ¡Y yo que creía que era la única perra que le daba a la tecla! Ya no me siento tan sola en este proceloso -que diría mi amo- mundo del blog. ¿Qué más puedo pedir? Bueno, sí... unas lonchitas de pavo.
Quiero ofrecerles a mi nueva seguidora y a su perra una imagen de uno de mis pintores favoritos, Charles Burton Barber. Guau.






viernes, 29 de enero de 2010

HISTORIA DE Q. (I)

Voy a empezar a contar mi historia. Tengo recuerdos borrosos de mis primeros pasos. Los dueños de mis padres eran unos peluqueros de tronío de esos que tienen más perros que Cruella de Ville. Éstos me regalaron aún con escasos días a JC, hermano mediano (bueno, se llevan 13 meses) de José Miguel. Aquél me quería como regalo para su entonces novia, y me dieron el nombre de Muñeca. Pero ¡ay! el capricho acaba pronto, y me vi un día en la ya ex-casa de la madre de ambos, V. En la foto me podéis ver cachorrita y un poco asustada, posando junto a la escoba, una de mis bestias negras.



JC era mi dueño (así figura en mi cartilla oficial) pero me abandonó (iba a decir que como a una perra, Jesús, qué cosas) en aquella casa extraña donde vivía aquella señora viuda con su hijo O. Así que cuando lo veo no le muevo ni el rabo. Allí conocí a JM. Éste ya no vivía allí, pero venía todos los días a ver a su madre y a O. Al principio no me hacía mucho caso, pero pronto nos cogimos cariño; sobre todo, tras el incidente de la peluquería, pero ya eso lo contaré otro día, pues el teclado este no está hecho pensando en los perros, y me cuesta bastante teclear. Además, no tardará mucho en volver JM, que ha ido a uno de esos sitios a los que nunca me lleva. En fin, guau au (es decir, hasta pronto)

jueves, 28 de enero de 2010

NUEVAS Y VIEJAS TECNOLOGÍAS



Esta tarde estaba a la hora de la comida con mi amo JM, y su hermano pequeño O. (31 años), en casa de V., su madre. Siempre me coloco debajo de la mesa para ver lo que cae, o lo que me echa JM (soy una perra, qué queréis). O. es diseñador gráfico en un importante diario local y estaban viendo en la televisión el lanzamiento del i-pad. O. estaba entusiasmado, y decía que en el futuro las pantallas serían una lámina con teclado táctil con los dispositivos en el reloj de pulsera (Uy, ahí viene una patatita frita). JM no está realmente interesado por la tecnología pero admira a O. y le gusta escucharlo. O. decía que el libro de papel acabaría convirtiéndose en un artículo de lujo. JM se puso nostálgico y le recordó el primer ordenador que tuvieron en casa, un Amstrad 2086, un armatoste de tan sólo 640K de memoria, y que un día el pequeño O. se enfadó mucho porque trajo un juego, outrun, para el que el ordenador no tenía bastante memoria (Vaya, un trozo de filete de pez de espada ¡qué bueno es JM!). Dijeron más cosas pero la verdad es que estaba más atenta a ver si me caía algo más al gañote. Con el tiempo me he vuelto una perra sibarita, como os contaré en otra ocasión. Finalmente, tomaron café, aunque eso no me dejaron catarlo. Guau.

miércoles, 27 de enero de 2010

BLOGUEANDO: PRIMEROS SEGUIDORES















Me he puesto muy contenta de ver que tengo ya mis primeros seguidores: son Paco Gómez y Carlos González. Muchas gracias, chicos. Es un honor. Paco es profesor en Madrid y escribe novelas y poemas, y Carlos, es un detective privado amigo suyo y protagonista de sus novelas inéditas. Sus blogs son de los favoritos de mi dueño, y la verdad es que me gustan todos los blogs que sigue, salvo "El ático de los gatos" de Rosario Troncoso, por razones obvias. Bueno, espero que no me descubran en casa. Aprovecho que no hay nadie para encender el portátil y escribir esto. Guardadme el secreto. No me gustaría acabar en un "Sálvame" ladrándole a alguna de las perras que hay por esos programas. Es competencia desleal. Creo que mi dueño no lo permitiría, pero bueno... en próximas entradas contaré la historia de mi vida, una vida de perra, une chienne de vie, como diría mi dueño. Vaya, escucho entrar en el edificio a L., la compañera de mi amo (no entiendo por qué alaban por esto al tontaina de Superman). Debo dejaros, y prepararme para saludarla dando saltitos y meneando el rabo. Cosas de perras. Guau.

martes, 26 de enero de 2010

YO, QUEQUI

He elegido esta foto mía, un poco desgreñada y a mi aire, como presentación. Imagino que os sorprenderá que una perra tenga un blog, pero si conocierais a mi amo, no os parecería tan raro. Me siento en sus rodillas cuando él trabaja en el suyo, y así he aprendido a manejarme, añadido al hecho de que soy muy espabilada. Tendréis ocasión de comprobarlo. Un guau de saludo.